jueves, 11 de septiembre de 2014

MERMELADA DE MORAS


    ¡ Se acabaron las vacaciones !

    Ha sido un verano de mal tiempo. Pocos días de playa y piscina, y muchos de chaqueta y lluvia... peeeeroooo, lo hemos pasado muy bien. Hemos aprovechado a tope el tiempo con varias escapadas por Galicia y Portugal; muchas comidas con familia y amigos; paseos andando, en bici y en moto; vamos, un poco de todo ! Vuelvo con las pilas cargadas... y tres kilos de más !!! Jajajjaja

    Una de las cosas que hacemos siempre a finales de verano es ir a por moras. Nos calzamos las botas, nos ponemos guantes, y a pelearnos con las zarzas para recoger la mayor cantidad de moras posible. Porque de verdad, tenemos que hacer esfuerzos para no comerlas todas, y reunir una buena cantidad para hacer mermelada. Nos encantan a los cuatro !

    Para hacer la mermelada de moras, sigo el mismo procedimiento que os expliqué en una de las entradas que más éxito ha tenido, la de "Como hacer mermelada casera", que podéis ver pinchando AQUÍ .
INGREDIENTES:

- 1 kg. de moras lavadas y sin rabito.
- 500 grs. de azúcar.
- El zumo de un limón.

PREPARACIÓN:

- Mezclamos los tres ingredientes y dejamos reposar unas dos horas.
- Removemos bien y ponemos a cocer a fuego fuerte.
- Removemos a menudo para que no se pegue.
- Cuando hierva, bajamos a fuego medio y desespumamos.
- Cocemos unos 30-40 minutos.
- Si os gusta sin tropezones: A los 20 minutos de cocción le pasamos la batidora o unas varillas, y seguimos cociendo hasta que tenga el espesor deseado.

- Yo nunca la cuelo, en casa no nos importa encontrarnos las pepitas.

- Envasamos siguiendo los consejos que doy en la entrada que os mencioné antes, de como hacer mermelada casera.

    Aún quedan algunas moras en el campo, así que estáis a tiempo de daros un buen paseo y recoger las que queden. Os aseguro que la mermelada es deliciosa !!!

Bicos a todos !

Gaby.


domingo, 20 de julio de 2014

GALLETAS 3-2-1 .... Y VACACIONEEEEEES !!!


    Siiiiiii.... vacacioneeeeees !!!

    La bikifamilia se va de vacaciones. Unos días de escapada a la playa, y después a la finca: piscina, barbacoas, paseos en bici, rutas de senderismo, lectura en la hamaca debajo de un árbol, gin tonics por la noche en el cenador..... ayyyyy, que ganaaaaas !

    Así que hoy me despido hasta Septiembre, cierro el blog y facebook por vacaciones. Desconexión total !

    Y para cerrar la temporada no os traigo ni helados, ni batidos, ni granizados, ni postres sin horno.... que sería lo normal en esta época...... os traigo unas galletas.

    Porque aquí en Galicia no todos los días hay sol ni altas temperaturas. De vez en cuando tenemos tardes más dignas del mes de Noviembre que de Julio..... en Galicia hay muchas tardes de Juliembre ! Días de esos que apetece más merendar un chocolate caliente con galletas, que un helado. 

    Las galletas de hoy son tremendamente fáciles, sólo tienen tres ingredientes, y se hacen muy rápido. Son perfectas para hacer con los niños. Mi hija y yo las hicimos varias veces, pero las que os enseño hoy, las hicieron integramente, de principio  fin, mi hija Lucía y su amiga Sabela. Yo sólo les eché una mano con el horno. Pasaron en casa una tarde muy divertida horneando y merendando. Como veis, ya tengo en casa a una digna sucesora reposteril !


INGREDIENTES:

- 300 grs. de harina.
- 200 grs. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 grs. de azúcar.

- Opcional: lacasitos, nueces, pepitas de chocolate, almendra, pasas....

PREPARACIÓN:

- Mezclamos todos los ingredientes en un bol, y amasamos hasta obtener una mezcla homogénea.
- Hacemos bolitas, procurando que sean del mismo tamaño. Yo las voy pesando y las hago de unos 20 gramos.
- Las vamos poniendo en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, y las aplastamos un poco con la mano o con un tenedor.
- Podemos ponerles pasas, o pepitas de chocolate, o almendra...... lo que nos apetezca !
- Horneamos a 180ºC unos 15 minutos, o hasta que estén doraditas.
- Si no las decoramos con nada, al salir del horno, aún calientes, podemos espolvorearles azúcar, o una mezcla de azúcar y canela. 

Con almendra picada
Con pepitas de chocolate
Con nueces
Con uvas pasas
Con lacasitos
    Y sin más, me despido hasta Septiembre.
    Espero que disfrutéis de un magnífico verano, lleno de buenos ratos, risas y besos.

    Bicos mil y felices vacaciones para todos !

    Gaby.

viernes, 11 de julio de 2014

BIZCOCHO DE MIEL

    Mi suegra es un amor.
    Si, lo puedo decir bien alto, quiero a mi suegra. Es una bellísima persona. Y mi suegro, mi suegro también. Los quiero mucho a los dos. Pero con mi suegra tengo una relación de confianza y complicidad maravillosa. Casi la misma que con mi madre.

    Siempre está de buen humor. Siempre con una sonrisa. Es cariñosa, discreta y respetuosa. Nunca se ha metido en nuestras vidas, al contrario, todo lo que hacemos le parece bien. Es más, por no molestar, por dejarnos hacer nuestra vida, al final a mis suegros, hasta los vemos menos de lo que nos gustaría !

    Por eso, cuando oigo hablar de suegras pesadas, que opinan de más, que tratan mal a sus nueras, que se meten en todo.... a mi me suena a chino. Porque la verdad, no creo que eso sea cosa de "suegras". Una no es buena persona, y de pronto, en cuanto entra una nuera en su vida se transforma en Satanás. Así de repente. A lo loco. Yo no creo en el Dr. Jekyll-Mr. Hyde de las suegras. Sin nuera delante es un ángel del cielo, y con la nuera cerca es Belcebú...... no sé...... la que es pesada y cotilla lo es esté con quien esté. Sea suegra, amiga, hermana, tía o cuñada. Una no se transforma así de la noche a la mañana.

    Yo tengo la suerte de que la madre de mi marido es buena gente. Buena conmigo, y con todas las personas con las que trata, sean o no de su familia.  Por eso la quiero. Bueno, y porque trajo al mundo al hombre de mi vida, que claro, es otro amor. Jijijiji


   Hoy os hablo de mi suegra, por que fue ella la que me regaló el magnífico juego de té que usé para tomarme este rico bizcocho de miel. Es porcelana inglesa de la firma Royal Albert, el modelo Old Country Roses.
    Ella tiene toda la vajilla desde hace mucho tiempo, le rechifla. Y como sabe que me gustan mucho las infusiones, a mi me regaló el juego de té completo, con dos bandejitas para los dulces y platos de postre. Quería que yo lo tuviera porque ella siempre dice que: " En esas tazas el té sabe mejor ".
   No sé si sabe mejor, pero lo que si es verdad, es que lo disfruto más cuando lo tomo en una de mis preciosas tazas.
    Y ahora vamos con la receta de este bizcocho de miel. Aromático, acaramelado, jugoso,  y dulce, muy dulce.

INGREDIENTES:

- 2 huevos.
- 90 grs. de azúcar moreno.
- La ralladura fina de la piel de un limón.
- 100 ml. de aceite de oliva suave.
- 160 grs. de miel. Mejor casera, que tiene mucho más sabor.
- 2 cucharadas soperas de leche.
- 220 grs. de harina.
- 1 sobre de levadura química.
- 50 grs. de nueces en trozos.
- 1 puñado de uvas pasas.
- 5 o 6 dátiles sin hueso en trozos.

PREPARACIÓN :

- Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos. Reservamos.
- Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón, hasta que blanqueen y doblen su volumen.
- Añadimos el aceite y mezclamos.
- Añadimos la miel y la leche y mezclamos.
- Incorporamos la harina con la levadura, poco a poco y con movimientos envolventes.
- Añadimos las nueces, las pasas y los dátiles.

- Volcamos en un molde enmantecado y enharinado y horneamos unos 40-45 minutos a 170ºC.
- Antes de servir espolvorear con azúcar glass, o con una mezcla de azúcar y canela.



    Los detalles marcan la diferencia. Un simple té, y un trocito de un sencillo bizcocho como éste, servidos de una manera especial, hacen que una merienda corriente se convierta en un momento para disfrutar.
   
    " Intenta disfrutar de cada momento con una sonrisa. Porque cuando vengan los malos momentos, que vendrán, el recordar lo que te hizo feliz, los buenos ratos de la vida, te ayudará a seguir adelante".
    ( Delia, mi querida suegra )

    Bicos, Gaby.
    

    

lunes, 7 de julio de 2014

COMO HACER MERMELADA CASERA Y RECETA DE MERMELADA DE MELOCOTÓN


¿ POR QUÉ HACER MERMELADA EN CASA ?

    Antes en todas las casas se hacía mermelada y todo tipo de conservas para aprovechar al máximo los productos de la temporada. El que no tenía un huerto o una finca con frutales, tenía algún familiar o amigo que si lo tenía. Y ya sabemos como va esto del campo, cuando da, da todo de golpe ! De pronto llegaba tal cantidad de fruta y verdura, que o hacían algo con ella o la mitad se estropeaba. Así que tocaba mermeladear si o si.

    Así es como empecé yo con esto de las mermeladas, para no tirar parte de la fruta que me daban mis suegros cuando sus frutales se volvían locos y daban fruta sin medida ! Cuando me cansé de comer manzanas, hacer tarta de manzana, manzanas asadas, empanada de manzana y bizcocho de manzana...... me puse a hacer mermelada de manzana. Y lo mismo con los higos, las peras, los pexegos ( una variedad gallega de melocotón ), las ciruelas, los membrillos...... una locura !

    La diferencia entre una mermelada industrial y una casera es abismal. En primer lugar, no contienen ningún aditivo ( conservantes, colorantes, aromas…), sólo fruta, azúcar y zumo de limón, sabemos lo que comemos! Y en segundo lugar, al hacerlas en casa podemos adaptar las recetas a nuestro gusto o al de nuestra familia: con trozos o sin ellos, más o menos dulces, mezclas curiosas… las posibilidades son infinitas. Aunque tampoco hace falta complicarse, una sencilla mermelada de melocotón hecha por nosotros, será infinitamente mejor que una de las compradas.

    Os recomiendo aprovechar las ofertas de la fruta de temporada para hacer mermelada a buen precio. Por ejemplo: al final de la temporada de cerezas están mucho más baratas, y de cara al fin de semana es fácil encontrar verdaderas gangas si las compramos por cajas. Pues compramos una gran cantidad a un precio increíble, comemos cerezas de postre un par de días, y con el resto elaboramos una maravillosa mermelada para consumir durante el año.
    Todo son ventajas:
    - Ahorramos comprando más barato.
    - No tenemos que comprar mermeladas industriales.
    - Comemos cerezas todo el año !

INGREDIENTES BÁSICOS Y SUS CARACTERÍSTICAS

1- FRUTA
    En primer lugar, es importante que sepáis que NO es verdad que cuanto más madura, o incluso algo pasada, esté la fruta mejor. Eso no es así. La fruta tiene que estar en su punto. Por sabor, textura, y porque está en su punto álgido de pectina.
    La pectina es una substancia natural que contiene en mayor o menor medida la fruta. Es muy soluble, el contacto con un ácido hace que se libere más rapidamente, y al cocerla con el azúcar se convierte en una gelatina que hace que la mermelada cuaje. Se encuentra principalmente en la piel y las pepitas.
    Si la fruta que vayamos a usar para hacer mermelada está algo verde no tendrá casi sabor. Y si está demasiado madura nos encontramos con dos problemas. En primer lugar cuanto más madura está la fruta, menos pectina. Habrá que cocer demasiado la mermelada para que espese, y eso hará que pierda color y textura. Por otra parte, si la fruta está algo deteriorada, tendremos que poner mucha atención al limpiarla. Habrá que quitarle TODAS las partes estropeadas, ya que pueden contaminar el resto de la preparación y estropear tanto el resultado, como la conservación.
    Así que repito: Usad fruta de temporada, madura y en buen estado ! 

2- AZÚCAR
    El azúcar es un conservante casi tan potente como la sal.
    El azúcar, como la sal, seca, elimina la humedad, que es la que hace que proliferen las bacterias, levaduras y hongos ( moho ), cuando el alimento se deteriora. Cuanto más azúcar tenga la elaboración, más durará.
     Para que al cocer la mermelada el azúcar no cristalice hay que disolverlo. Hay dos maneras, o batiendo la mezcla de fruta, azúcar y zumo de limón antes de cocerla; o mediante la maceración : se deja la fruta con el azúcar y el zumo de limón en un recipiente durante un mínimo de dos horas.

3- ZUMO DE LIMÓN
     Ya sabemos que la pectina es el espesante natural de la fruta, y que está sobre todo en la piel y en las pepitas o el hueso.... que es precisamente lo que le sacamos a la fruta para hacer nuestra mermelada !!!
    Y sabemos también que la pectina se libera más facilmente al contacto con un ácido. Por eso usamos zumo de limón.
    Los cítricos son ácidos con alto contenido en pectina. Al añadir zumo de limón:
    a/ Añadimos parte de la pectina que sacamos pelando la fruta.
    b/ Añadimos el ácido que ayuda a liberar la pectina de la fruta que vamos a usar.

PREPARACIÓN

    Lo primero que vamos a hacer es poner un plato de postre en el congelador. No, no estoy loca, bueno, un poco si.... pero hacedme caso ! jajjaja
    La fruta se pela quitando bien las zonas con magulladuras, se deshuesa, se trocea y se pesa.
    La ponemos en una olla de fondo ancho y le echamos la cantidad de azúcar que consideremos necesaria, según nuestros gustos o dependiendo de si la fruta es más o menos dulce. Yo le pongo 500 grs. de azúcar por Kg de fruta.
    Exprimimos un limón y echamos el zumo. Con una cucharilla recogemos la pulpa de limón que haya quedado en el exprimidor, y también se lo echamos. Removemos todo bien, tapamos, y dejamos reposar mínimo dos horas. De vez en cuando conviene removerlo para ayudar a que el azúcar se disuelva.
    Pasadas las dos horas veréis que la fruta está cubierta de un rico almíbar. Gran parte de ese almíbar es agua de la fruta. El azúcar hizo su función de secar, de "exprimir" la fruta sacándole el agua.

    Ponemos la olla a cocer a fuego fuerte.
    Al principio es conveniente remover a menudo. Aunque casi todo el azúcar está disuelto, siempre queda parte en suspensión. Si no removemos se decanta al fondo de la olla, con el fuego a tope se carameliza, se "agarra" y se quema.... adiós mermelada ! Así que, a remover !!!
    Cuando hierva, bajamos el fuego a medio-bajo ( yo en la vitro lo pongo al 5 ) y empezamos a calcular el tiempo. Por lo general las mermeladas tardan unos 25-35 minutos en hacerse. Depende del grado de madurez y cantidad de humedad y pectina de la fruta. En cualquier caso, no debería tardar más de 45 minutos en hacerse.
    Mientras hierve se forma una espuma que conviene ir retirando, ya que son las impurezas del azúcar y la fruta. Al hacerlo conseguimos una mermelada más clara y brillante.

    Maneras de comprobar si la mermelada está en su punto:
    a/ Por los bordes de la olla la mermelada se "arruga". Esto se verá mejor si la mermelada está totalmente triturada.
    b/ Inclinamos un poco la olla, pasamos por el fondo la cuchara de madera o espátula de silicona para hacer un surco. Si la mermelada "invade" ese surco muuuuuy lentamente es que vamos bien !
    c/ Sacamos el plato que teníamos en el congelador ( veis como no estaba loca del todo ! ) ponemos un poco de la mermelada y lo metemos un minuto o dos en la nevera. Lo sacamos y ladeamos el plato. Si la mermelada casi no se mueve, o se arrastra muuuy lentamente es que está lista.
    d/ En el plato frío, pasamos el dedo por la mitad del "pegote" de mermelada. Si el surco queda intacto, si la mermelada no se desparrama hacia el surco del dedo, lista!

    Si os gusta la mermelada con trozos la dejáis como está.
    Si os gusta triturada, cuando esté casi lista, a los 20 minutos más o menos de cocción, la apartáis del fuego, le pasáis la batidora, y la termináis de cocer.
    Si os gusta con tropezones, pero no muy grandes, cuando esté lista, le dais un buen meneo con unas varillas ( mejor de silicona para no rallar el fondo de la olla ).
    También podéis pasarla por el pasapurés, pero es más engorroso. A mi con las varillas me va de cine !


ENVASADO

    Los botes y las tapas se lavan bien con agua y jabón y después se esterilizan . Hay tres maneras diferentes de hacerlo :
    1- Se hierven al Baño María durante 15 minutos.
    2- Se ponen en el lavavajillas.
    3- Después de lavar los botes, sin escurrirlos, que estén húmedos y con un pelín de agua dentro ( una cucharada de postre de agua es suficiente ) se calientan dos minutos en el microondas. Se sacan y se dejan escurrir boca abajo sobre un paño limpio o papel de cocina. Las tapas se hierven en agua 15 minutos. ( Este es el método que uso yo )

    Cuando la mermelada está en su punto Y CALIENTE, la ponemos en los tarros esterilizados AÚN CALIENTES, para que no estallen con el contraste de temperatura, y con cuidado de no quemarnos, ( usad guantes de cocina por diooorrr ! ) cerramos los botes con las tapas, y los ponemos boca abajo para que hagan ellos solitos el vacío. Mantenerlos así 10-12 horas.
    Es importante que cuando vayáis a cerrar los botes con las tapas, los bordes de cristal estén totalmente limpios, sin restos ni salpicaduras de mermelada, para que el vacío se haga bien. 

    IMPORTANTE: Este método de envasado al vacío sólo funciona con la mermelada caliente y con una proporción de azúcar igual o superior al 50%. Es decir, 500 grs. o más de azúcar por Kg. de fruta.
   Con menor proporción de azúcar habrá que hacer el vacío de los botes cociéndolos al Baño María cubiertos de agua durante 20 minutos.
   Si hacéis poca mermelada, es para autoconsumo, y sabéis que la vais a tomar en menos de un mes, podéis hacer el vacío dándoles la vuelta en caliente aunque tenga poco azúcar. Repito, si la vais a consumir vosotros en poco tiempo !
    Si la hacéis para regalar, no llevan mucho azúcar ( que como ya sabemos es conservante ) y no sabéis el tiempo que van a tardar en consumirla, mejor no arriesgueis, hacedles el vacío al Baño María.
   Yo, como os dije, siempre pongo un 50% de proporción de azúcar. Así que siempre uso el método de darles la vuelta en caliente y me funciona de maravilla. He consumido mermeladas con más de 8 meses en la despensa y estaban bien !
    
    Las mermeladas ya frías y listas, después del reposo de 10-12 horas, se etiquetan con la fecha de elaboración, y se guardan en un lugar oscuro, fresco y seco.

    Si cuando la abramos para consumirla vemos que nos ha quedado un poco líquida, la volcamos en un olla pequeña y la cocemos un poco más, o le añadimos un poco de agar-agar ( gelatina natural de algas ). Si nos ha quedado demasiado espesa, le añadimos un poco agua hirviendo y la removemos bien.
    Como veis, nuestras mermeladas caseras siempre tiene arreglo !

   
NO SÓLO DE TOSTADAS VIVE UNA MERMELADA !!!

    Las mermeladas tienen muchas posibilidades, os dejo alguno ejemplos, pero seguro que a vosotros  se os ocurren muchos más !
- Como no, en las tostadas.
- En el yogur natural o con queso fresco.
- Para rellenar filloas o crepes.
- Para rellenar un bizcocho o brazo de gitano.
- Para elaborar ricas tostas, poniéndolas sobre queso, foie, ahumados.....
- Para acompañar platos de cerdo o caza.
- Para hacer una bonita cesta con tus creaciones y tener un detalle con un ser querido.
  
RECETA DE MERMELADA DE MELOCOTÓN

INGREDIENTES:

- 1 Kg de carne de melocotón.
- 500 grs. de azúcar.
- Zumo de 1 limón.

PREPARACIÓN:

Ya lo hemos visto antes, pero os pongo un resumen:

- Ponemos en una olla el melocotón en trocitos, el azúcar, el zumo y parte de la pulpa del limón. Removemos, tapamos y dejamos reposar 2 horas.
- De vez en cuando removemos.
- A las dos horas ponemos la olla a cocer a fuego fuerte, removiendo a menudo.
- Cuando hierva bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- A los 25-30 minutos hacemos la prueba del surco o del plato, y vemos como va.
- La batimos un poco con las varillas de silicona.
- Cuando esté lista..... envasamos !
    Y bueeeenooooo, esto es todo por hoy.
    Madre mía de mi vida..... que rollo os he soltado !!! Espero haberlo explicado todo bien y que os haya parecido interesante y práctico.
    Si tenéis alguna pregunta o duda, aquí estoy para lo que necesitéis.
 
   Bicos, Gaby.

  


sábado, 21 de junio de 2014

BROWNIE DE OREO


    ¡ Se acabó el coleeeeeee !

    Ayer viernes fue el último día de clase, y mis hijos llegaron a casa con una sonrisa de oreja a oreja: TODO APROBADO ! Y además con muy buenas notas !!! Así que ahora a disfrutar de unas merecidísimas vacaciones..... yujuuuuuuu

    El mayor, Mateo, pasa para 3º de la ESO. Lucía, la pequeña, deja primaria, se va al instituto en el que ya está su hermano a empezar 1º de la ESO. Madre mía, ya tengo en casa a dos chicos de instituto..... dos "aborrescentes"!!! Paciencia ven a mí......

    A mis hijos, como a la mayoría de los niños, les gusta el chocolate. A Lucía le encanta, le da igual que sea en tableta, crema, galleta, bizcocho, cereales.... si hay chocolate ya no ve más allá ! A Mateo le gusta, pero puede pasar sin él. Prefiere merendar un buen bocata de jamón, jajajjaa.
    Pero hay algo chocolateado que les pierde a los dos. Algo que hasta para mi hijo está por encima del bocata. Algo que en cuanto lo ven, los dos saltan de alegría: EL BROWNIE !
    Así que ayer lo tuve claro, con esas notazas de fin de curso, se merecían su merienda preferida.
    Normalmente hago el BIKIBROWNIE ( para verlo  PINCHAR AQUÍ ), pero esta vez les hice el de Oreos, que también les gusta mucho.
    La receta la publicó Pam, de www.unodedos.com , en www.directoalpaladar.com ( podéis verla pinchando AQUÍ ) y es una versión de la receta del libro de Lorraine Pascale "Baking made easy".
   Es un brownie muy jugoso, con un interior casi de masa cruda. La verdad es que el contraste de ese interior blando, con el crujiente de los trocitos de galleta, le queda genial.
   
    A los amantes del chocolate os va a encantar. Y si sois fans de las Oreo, ya ni os cuento ! Así que venga, vamos a encender el horno.

INGREDIENTES:

- 165 grs. de mantequilla.
- 200 grs. de chocolate negro especial postres.
- 3 huevos L.
- 2 yemas.
- 80 grs. de azúcar blanco.
- 80 grs. de azúcar moreno.
- 1 cucharada de esencia de vainilla.
- 30 grs. de harina.
- 15 grs. de cacao en polvo Valor.
- Una pizca de sal.
- 150 grs. de galletas oreo mini.

PREPARACIÓN:

- Derretimos la mantequilla con el chocolate en el micro o al baño maría. Reservamos.
- Mezclamos la harina, el cacao y la sal, tamizamos y reservamos.
- Apartamos unas pocas galletas para la decoración, y las otras las rompemos en trocitos. Reservamos.

- En un bol batimos los huevos, las yemas, el azúcar blanco y el azúcar moreno, hasta que la mezcla blanquee y duplique su tamaño.
- Añadimos la esencia de vainilla y mezclamos.
- Añadimos lentamente la mezcla de mantequilla y chocolate, batiendo a poca velocidad, para que la mezcla no pierda volumen.
- Incorporamos la mezcla de harina y cacao con movimientos envolventes.
- Añadimos los trocitos de galleta y mezclamos.
- Volcamos la mezcla en un molde cuadrado untado con mantequilla. Yo usé uno de IKEA de 21x19 cm.
- Decoramos con las galletas reservadas.
- Horneamos unos 35-40 minutos a 180ºC.

    Ya veis, mis hijos ayer han merendado de lujo.
    La verdad es que ellos se merecen muchas meriendas como ésta, porque son un amor.
    Espero que no cambien y sigan siendo unos buenos estudiantes como hasta ahora. Y lo más importante, que sigan siendo las buenas personas que son !

    Bicos, Gaby.