jueves, 19 de octubre de 2017

COMPOTA DE MANZANA AL RON


    Este año los frutales de la finca se volvieron locos, sobre todo los manzanos. Dieron tal cantidad de manzanas que no dábamos a basto ! Cajas y cajas de manzanas que repartimos entre amigos y familiares. Y cajas y cajas de manzanas que se vinieron a mi casa. Ya no sabía que hacer con ellas. Hice bizcochos, dulce de membrillo y manzana, dulce sólo de manzana, jalea, empanada, empanadillas, y compota, muuchaaaa compota !

    A mi me gusta la compota con trozos, la que es tipo puré no me va tanto. Y además me gusta tibia, no fría. Yo creo que es la costumbre, porque en la casa de mis padres siempre se tomó así.

    La receta más fácil no puede ser. Y el resultado es delicioso.


INGREDIENTES:

- 500 ml de agua
- 250 grs de panela ( o azúcar moreno )
- 100 ml de ron añejo
- Canela en rama ( 2 o 3 palitos )
- 500 grs de manzana pelada y sin pepitas cortada en trozos.

PREPARACIÓN:

- Ponemos en un cazo al fuego el agua, la panela, el ron y la canela, y dejamos que hierva unos 7 minutos.
- Bajamos un poco el fuego, añadimos la manzana, y dejamos que cueza unos 15-20 minutos. Hasta que veamos que está blanda pero sin deshacerse.

SUGERENCIAS:

- Si no te gusta el ron, o no tienes, puedes ponerle brandy.
- Puedes hacerla sin ron, pero te aseguro que le da un toque único, y por el alcohol no te preocupes, que ya sabes que se evapora.
- El azúcar puede ser blanquilla. A mi me gusta mucho con panela porque es muy aromática.
- Puedes mezclar mitad manzanas, mitad peras.
- Si te gusta más tipo puré, solo tienes que cocer algo más la manzana, y después aplastar la compota con un tenedor o pasapurés. 
- La compota algo caliente, acompañada de una bola de helado de vainilla, es un postre de 10 !

    Espero que os haya gustado. Es una compota riquísima. La manzana queda perfecta, y el almíbar es para no dejar de beberlo !

    Bicos.

    Gaby.



jueves, 15 de junio de 2017

MERMELADA RESUMEN FRUTERO


    Hoy os voy a convencer de que se puede hacer mermelada de todo, y además os voy a quitar el miedo a mezclar y experimentar.

    Hoy miré el frutero y vi que había varias piezas en serio peligro de extinción, con cara de pena, con signos de muerte súbita ( Bueno va, si, estoy exagerando, no estaban tan mal... ) Pero las miré y me acordé de que se estaba acabando la mermelada. Y además soy de esas que odia tirar la comida.
    No me daba para una mermelada de melocotón. Tampoco para una de ciruela. Peeerooooo, si juntaba todo si podía hacer una cantidad razonable. Así que decidí mezclar toda la fruta. Y cuando digo toda, es toda la fruta que encontré.
    Y me salió una mermelada que está deliciosa. Es más, mi marido cuando la probó dijo que era de las mejores que había hecho. Ahí es nada !

    En cuanto al nombre. La podía haber llamado "Mix Jam", o "Confiture de fruits", o algo por el estilo. Habría quedado más bonito, más "cool", es verdad, pero a estas alturas ya me conocéis de sobra y sabéis que no me van mucho las florituras. Y además quería dejaros claro que podéis atreveros a mezclar la fruta que tengáis por casa. Y más claro que "resumen frutero", imposible.

INGREDIENTES:

- 3 melocotones
- 3 peladillos
- 3 ciruelas rojas ( Ya es casualidad tanto 3 ! )
- 1 manzana golden pequeña
- 1 rodaja grande de melón
- 1 puñado de cerezas
- 3 orejones ( Qué pasa hoy con el 3 !!! Estos no estaba en el frutero, pero estaban en la despensa muertos de la pena y quise darles una vida mejor )
- El zumo de 1 limón
- 300 grs. de azúcar blanquilla
- 200 grs. de azúcar moreno

PREPARACIÓN:

- Cortamos toda la fruta en trocitos. A los peladillos y las ciruelas les dejé la piel. Toda la fruta cortada pesaba justo 1 Kg. Qué ojo tengo !
- Añadimos el azúcar  y el zumo, mezclamos todo bien y lo dejamos reposar 1 hora.
- Ponemos la olla a cocer a fuego fuerte, removiendo a menudo.
- Cuando hierva bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- A los 30 minutos apartamos del fuego y le pasamos un poco la batidora*. Volvemos a poner al fuego.
- Cuando esté lista..... envasamos !

*Si os gusta con trozos no le paséis la batidora.

Toda la información sobre como hacer mermelada casera : AQUÍ
Todas mis mermeladas : AQUÍ 

    Venga, no hay excusa, todos a mermeladear ! Dadle vidilla a la fruta, vaciad esos fruteros.

    Bicos.

    Gaby.




jueves, 1 de junio de 2017

YOGUR DE LECHE MERENGADA

    Ya sabéis lo contenta que estoy con mi yogurtera. Me encanta el pequeño electrodoméstico, y este es sin duda uno de los que más uso.

    Hay dos motivos fundamentales por los que me gusta hacer yogur en casa:
- No tienen colorantes, conservantes, ni ingredientes extraños.
- Al reutilizar los vasos de cristal consumo menos envases de plástico y genero menos basura.

    Hago yogures dos veces a la semana como mínimo, casi siempre natural, que es el que más nos gusta. Lo tomamos sobre todo con miel, y a veces con alguna de mis mermeladas. Y de vez en cuando los hago de sabores, como el de hoy.

    La leche merengada se prepara calentando leche con canela, limón y azúcar. Cuando la leche está fría se mete en el congelador y se bate de vez en cuando para conseguir un granizado. Antes de servir se añaden al granizado claras a punto de nieve, se mezcla con cuidado, y se sirve muy frío.

    A mi es un dulce que me gusta mucho, y pensé que la receta era perfecta para adaptarla al yogur, así que me puse a ello.
INGREDIENTES:

- 1 litro de leche entera fresca
- 1 yogur natural
- 1 rama de canela
- 2 tiras de corteza de limón sin la parte blanca, que es la que amarga.
- 3 cucharadas de azúcar.
   * Yo usé panela, pero podéis ponerle el que tengáis en casa ( blanquilla, moreno, moscovado )
   * Si os gusta el yogur espeso podéis añadir a la preparación unas cucharadas de leche en polvo. Yo ultimamente no le pongo nunca. 

PREPARACIÓN:

- Ponemos en un cazo al fuego la leche, la rama de canela partida por la mitad, la corteza de limón y el azúcar. Cuando empiece a hervir apartamos del fuego, tapamos y dejamos reposar hasta que la temperatura baje a unos 40 - 45ºC.
- Si no tienes termómetro no te preocupes, método "abuela": metes el dedo en la leche. Tiene que estar tibia, que aguantes con el dedo dentro tranquilamente. Sólo un poco más caliente que tu temperatura corporal.
- Colamos la leche y le añadimos el yogur. Mezclamos bien y llenamos los vasitos.
- Conectamos la yogurtera y la dejamos funcionando 10 horas.
- Sacamos los vasitos de la yogurtera y los llevamos a la nevera, donde es conveniente que reposen unas horas. 
    Espero que os haya gustado la receta. Y si tenéis la yogurtera aparcada, os animo a que la pongáis a funcionar !

    Si queréis ver todas mis recetas de yogur pinchad AQUÍ

Bicos.

Gaby.


jueves, 25 de mayo de 2017

BIZCOCHUELO DE CHOCOLATE Y LECHE CALIENTE


    Hoy, 25 de Mayo, día de La Ascensión, es festivo en Santiago. Y los días festivos toca comer algo especial. Y a mí, por la mañana, lo primero que me vino a la mente fue este bizcocho.
    Para mí es especial porque es una de las recetas de mi madre. Ya os conté en alguna ocasión que mi madre es una cocinera estupenda, y la repostería se le da de maravilla. De ella heredé el gusto por lo dulce, y ella fue mi primera maestra. La primera, y la mejor.
    Así que esta mañana la llamé por teléfono y le pedí la receta, apunté todo, y me puse manos a la obra.
 
    Mi madre siempre nos hacía algo rico para merendar los fines de semana. Y este bizcocho era uno de nuestros preferidos. Así que mi opinión no es muy objetiva, para mí es una delicia, porque me recuerda a mi madre y a las meriendas con mis hermanas. Es un bizcocho que me sabe a cariño y a familia.
   
    Os animo a que lo hagáis porque es fácil, tierno, esponjoso, se hace con ingredientes sencillos, y encima lleva chocolate, que ya sé lo mucho que os gusta todo lo que lleva chocolate ! Además tiene otra gran ventaja, y es que al día siguiente está igual de tierno.
    Mi madre me dio la receta con las medidas en tazas, pero yo fui pesando el contenido de las tazas para que lo tengáis todo en gramos, por si no tenéis tazas medidoras.
    Ella siempre lo hace con Cola-Cao o Nesquik, pero yo usé cacao sin azúcar Valor.  

INGREDIENTES:

- 1/2 taza de leche entera ( 120 grs )
- 1 cucharada de mantequilla ( 20 grs )
- 2 huevos
- 1 taza de azúcar ( 220 grs )
- 1 taza de harina ( 140 grs )
- 1/4 taza de cacao ( 25 grs )*
- 1 cucharada de levadura química ( 15 grs - 1 sobre )
- 1 cucharadita de sal ( 5 grs )

*Versión sin chocolate: pones la cantidad de cacao en harina. En total serían 1 taza y 1/4 de taza, es decir, 140 grs + 25 grs = 165 grs de harina. Y puedes ponerle esencia de vainilla o ralladura de limón.

PREPARACIÓN:

- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y la sal.
- Ponemos en un cazo al fuego la leche con la mantequilla, cuando empiece a hervir, apartamos.
- Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen.
- Añadimos la mezcla de harina, cacao, levadura y sal a cucharadas sin dejar de batir, y mezclamos bien.
- Añadimos la leche caliente y mezclamos.
- Volcamos en un molde engrasado o forrado de papel de horno.
- Horneamos a 180ºC unos 25-30 minutos.

Yo usé un molde cuadrado de IKEA de 18x20 cm.
     Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo.

    Hoy le dedico esta entrada a mi repostera favorita, mi mami querida. Y a mis hermanas, que sé que este bizcochuelo les gusta tanto como a mi. 

    Besos.

    Gaby.

martes, 9 de mayo de 2017

MERMELADA DE SANDÍA Y VAINILLA


    Hola, me llamo Gabriela, y soy adicta a las mermeladas.

    Me gusta hacerlas todo el año, pero en primavera, cuando las fruterías se llenan de color y variedad, sólo pienso en mermeladear todo lo que veo. Y hoy vi una sandía que me miraba con ojitos dulces, y no me pude resistir.

    Como ya sabéis, me gustan las mezclas, y pensé que a la sandía le quedaría bien la vainilla. No me equivoqué. De todas maneras, si no os gusta la vainilla, o no os apetece la combinación, no pasa nada, la hacéis solo de sandía y os quedará igualmente deliciosa.
INGREDIENTES:

- 800 grs de sandía ( sin piel ni pepitas )
- 450 grs de azúcar
- 1 limón bien pelado y sin pepitas
- 1 vaina de vainilla

PREPARACIÓN:

- Batimos la sandía, el azúcar y el limón.
- Abrimos la vaina de vainilla y raspamos las semillas.
- Ponemos en una olla al fuego el batido, las semillas de vainilla, y la vaina .
- Cocemos primero a fuego fuerte hasta que hierva, después bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- Os parecerá que algo tan liquido no espesará nunca, y que tendrá poco color... paciencia !
- A los 25-30 minutos hacemos la prueba del surco o del plato, y vemos como va.
    ( Ver todos los trucos para una buena mermelada casera AQUÍ )
- Sacamos la vaina de vainilla.
    ( Yo la limpio con agua fría, la seco, y la aprovecho para hacer azúcar vainillada o esencia )
- Cuando la mermelada esté lista..... envasamos !

    Venga, a mermeladear !

    Un beso grande.

    Gaby.