lunes, 24 de abril de 2017

MERMELADA DE NARANJA Y ZANAHORIA


    Hace poco hice una buena tanda de mermeladas: de pera y vainilla , de fresa con pimienta rosa , y de naranja con zanahoria. Y entonces me di cuenta de que esta ultima aún no la tenia publicada en el blog, y mira que hace años que hago esta mermelada !
    Así que hoy vengo a poner remedio a este despiste. Porque uno de los motivos principales de mantener el blog, es tener un archivo de mis recetas favoritas. Y esta, sin duda, lo es. Porque está muy rica. Porque tiene una textura increíble. Porque es una combinación ganadora. Y por EL COLOR !!! Qué bonito es el naranja !
    Aunque la época fuerte de las naranjas ya pasó, aún las encontráis de buena calidad sin problema. Así que venga, a por naranjas, que esta mermelada es amor del bueno.
INGREDIENTES:

- Unas 5 naranjas. 800 grs una vez peladas.
- 200 grs de zanahorias. Unas 2 o 3 zanahorias. 
- El zumo de medio limón.
- 500 grs de azúcar

PREPARACIÓN:

- Rallamos la piel de una de las naranjas.
- Rallamos las zanahorias.
- Pelamos bien las naranjas, quitando toda la parte blanca, que es la que amarga, y las pepitas.
- Ponemos en una olla la carne de naranja en trozos, la ralladura de piel de naranja, la zanahoria rallada, el zumo de limón y el azúcar. Removemos bien y dejamos reposar 2 horas. Removemos de vez en cuando.
- A las dos horas ponemos la olla a cocer a fuego fuerte, removiendo a menudo.
- Cuando hierva bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- A los 25-30 minutos hacemos la prueba del surco o del plato, y vemos como va. 
     *Podéis mirar mis consejos y trucos en la entrada Como hacer mermelada casera
- La batimos un poco con las varillas. 
- Si os gusta muy triturada, apartáis la olla del fuego, pasáis la batidora, y la ponéis al fuego un poco más hasta que tenga la consistencia deseada.
- Cuando esté lista..... envasamos !
     ¿ No me digáis que no es bonita ? Y rica, rica, riquísima. 

    Espero que os haya gustado.

    Besos anaranjados para todos.

    Gaby.






jueves, 16 de marzo de 2017

YOGUR DE VAINILLA


    Seguro que muchos tenéis la yogurtera en casa abandonada en un rincón. Pues sacadla del olvido que hay que darle uso.
    Hoy os propongo un delicioso yogur de vainilla natural. Nada de esencias, ni pastas, ni aromas, ni colorantes. Un yogur suave hecho con vainas de vainilla y panela.
    Ya sabéis que me encanta la vainilla, así que como os podéis imaginar, este es uno de los yogures que más hago en la yogurtera.


INGREDIENTES:

Para 5 vasitos de la yogurtera Moulinex.

- 800 ml. de leche entera fresca ( de la de botella en la zona de frío, no de tetra brik )
- 2 vainas de vainilla
- 4 cucharadas de panela molida ( puede ser azúcar blanquilla, o moreno, o moscovado )
- 2 cucharadas de leche en polvo ( opcional )
- 1 yogur natural ( puede ser griego )

PREPARACIÓN:

- En un cazo ponemos la leche y el azúcar.
- Abrimos las vainas de vainilla, raspamos las semillas, y ponemos todo ( vainas y semillas ) en el cazo.
- Llevamos a ebullición removiendo de vez en cuando. En cuanto rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos que repose hasta que esté a temperatura ambiente.
- Colamos la leche y le añadimos la leche en polvo y el yogur. Removemos bien con unas varillas.
- Rellenamos los vasitos, los ponemos en la yogurtera, y la dejamos funcionando 10 horas.
- Después guardamos los yogures en la nevera. Conviene que reposen mínimo 2 horas en frío antes de consumirlos.


Estos yogures aguantan 10 días en la nevera.
Puedes usar uno de ellos para seguir haciendo más yogures en tú yogurtera.
La panela, como el azúcar moscovado, además de ser más sano que el azúcar blanquilla por ser integral, le aporta al yogur un sabor acaramelado y algo de color.

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlo.

¡ Bicos !

Gaby.

jueves, 16 de febrero de 2017

MERMELADA DE KIWI

    Hacía tiempo que no publicaba una mermelada, y ya tocaba. Esta vez de kiwi. De kiwis de la finca. Vamos, fruta de casa de toda la vida, pero que ahora todo el mundo llama "fruta eco/bio/orgánica".

    No sé si sabéis que en Galicia los kiwis se dan especialmente bien. Nosotros los tenemos en la finca desde hace muchos años. Cuando toca recogerlos nos juntamos con un montón, así que a parte de comerlos a diario, y de repartir entre la familia, yo, como no podía ser de otra manera, preparo botes y botes de mermelada. Porque ya sabéis que mi amor por la mermelada casera es incondicional y no tiene fin.

    Con las mermeladas me gusta experimentar, buscar mezclas diferentes y curiosas, pero esta vez la receta es la clásica, la sencilla. No le añado nada especial, ni especias, ni otra fruta. Pero os aseguro que no por eso está menos rica. De hecho, yo no soy muy amiga del kiwi, pero en mermelada me encanta, ya que aparte del sabor, tiene una textura deliciosa.
     Hace tiempo publiqué una entrada donde enseño a hacer mermelada paso a paso, y explicando todos los trucos. Podéis verla pinchando AQUÍ

INGREDIENTES:

- 1 Kg de kiwis pelados
- 500 grs. de azúcar
- El zumo de 1 limón

PREPARACIÓN:

 - Ponemos en una olla el kiwi en trocitos, el azúcar y el zumo. Removemos, tapamos y dejamos reposar unas 2 horas.
- De vez en cuando removemos.
- A las dos horas ponemos la olla a cocer a fuego fuerte, removiendo a menudo.
- Cuando hierva bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- Cocemos unos 25-30 minutos, o hasta que tenga la textura deseada.
- Si os gusta sin trozos, le pasáis la batidora.
- Cuando esté lista, envasamos.

    Venga, todos a mermeladear !

    Bicos.

    Gaby.

lunes, 13 de febrero de 2017

RADIOGRAFÍA DEL DESEO - LIBROS DIRECTOS AL CORAZÓN


    Hoy no os traigo ninguna receta, hoy os voy a hablar de un libro.

    Los que me conocéis, y los que me seguís por Instagram, sabéis que me encanta leer. Y este año me animé a entrar en un grupo de facebook llamado "Tarro-libro".
    Las normas son sencillas. En Enero tenemos que elegir un tarro y enseñarlo en el grupo. A partir de ahí, cada vez que leemos un libro, metemos en el tarro un euro, y compartimos en el grupo nuestra lectura, con una pequeña reseña o dando nuestra opinión. El 31 de Diciembre hay que abrir el tarro, e invertir el dinero acumulado en comprar nuevos libros.
    Es mi primer año en el grupo, y estoy muy contenta, porque es una manera estupenda de conocer libros y autores, e intercambiar opiniones.
    Este año somos casi 200 tarrolibreros ! Seguro que a algunos ahora mismo os apetecerá entrar, pero siento deciros que el grupo ya está cerrado. Tendréis que esperar al año que viene.

     Otra de las características del grupo es que de vez en cuando se proponen retos o actividades. El primero de este año viene de la mano de la administradora, Carmen Forján, que propuso celebrar San Valentín de una manera literaria. El reto se llama "LIBROS DIRECTOS AL CORAZÓN".
    Las normas son:
- Recomendar un libro que nos haya llegado al corazón. Un libro que nos haya conmovido, o emocionado, o impresionado, o enamorado... o todo a la vez !
- Publicar la entrada el 13 de Febrero.
- Que en la entrada aparezca la foto del reto y la portada del libro recomendado.
- Decir los motivos de la elección.
- Citar una frase o párrafo del libro.

    Y yo, tuve claro desde el primer momento cual os iba a recomendar.
TITULO: Radiografía del deseo
AUTORA: Mimmi Kass
EDITORIAL: Autopublicado. Es su primera novela.
AÑO DE EDICIÓN: 2016

SINOPSIS:
Primera parte de la serie «En cuerpo y alma».
La historia se desarrolla en Santiago de Chile.
Erik es un cardiocirujano noruego volcado en su trabajo, vive dedicado al hospital y no tiene tiempo, ni le interesan, las relaciones serias. Es duro y exigente consigo mismo, y espera lo mismo del resto de sus colegas.
Inés es residente. Un espíritu libre que intenta equilibrar todas las facetas de su vida, segura de que cumplirá su proyecto de futuro.
A pesar de las diferencias culturales, de temperamento y de los continuos enfrentamientos en un hospital competitivo de primer nivel, nace entre ellos una fuerte atracción contra la que no podrán luchar.

"No permitas que tú corazón se transforme en piedra"   

 MI OPINIÓN:
Elegí este libro por varias razones.
- La portada del libro es un corazón. El protagonista es cardiocirujano. Más directo al corazón imposible ! 
- Ya que el reto es por San Valentín, pensé que lo más apropiado era una historia de amor.
- Me apetecía recomendar a una autora novel, que se autopublica. Es mi pequeño granito de arena para ayudar a los que empiezan, ya que los escritores consagrados o muy conocidos lo tienen más fácil a la hora de dar a conocer sus obras.
- Me parece que para ser su primera novela está muy bien escrita. Me gusta como cuenta lo que pasa y lo que sienten los personajes, con los que te ríes, te enfadas, empatizas, e incluso a veces te sacan de quicio !
- Y evidentemente, lo quiero recomendar porque me encantó. Me enganchó desde la primera página. No sólo por ver como evoluciona la relación de los protagonistas, también por los personajes secundarios y las historias de hospital. La autora es médico, así que cuenta todo con conocimiento de causa, con fluidez y de manera amena, sin caer en aburridos tecnicismos.
La relación entre Inés y Erik te atrapa, la tensión sexual traspasa el papel, y las escenas eróticas están contadas con buen gusto y naturalidad. De forma madura y nada noña.
Es una historia de médicos, de relaciones laborales y personales, de amistad, amor y sexo. Una historia que a mí, varias veces, me hizo sentir cosquillas en la piel. 

FRAGMENTO:
    Ya que mi blog es de repostería, este fragmento me parece de lo más apropiado. A parte de que refleja de maravilla la atracción entre los protagonistas.

"- Toma. Prueba uno.
 - No. No me gustan los dulces.
 - Venga. Ni siquiera tú puedes resistirte a un buen muffin de doble chocolate y chips. Tómalo como una ofrenda de paz - dijo ella, con una sonrisa traviesa.
   No pudo evitar devolverle la sonrisa, y, tras aceptar la muestra de buena voluntad, le pegó un buen mordisco.
   Abrió los ojos sorprendido, y luego los cerró, extasiado. Un gemido ronco brotó de su garganta mientras masticaba lentamente para saborear el chocolate amargo, la masa esponjosa y los pedacitos más dulces. Joder. Estaba buenísimo. Inés lo miraba boquiabierta, y sintió repicar en su cuerpo un hambre muy distinta. En dos mordiscos lo hizo desaparecer e Inés le ofreció un segundo muffin. Esta vez no se hizo de rogar, pero ¿ por qué no dejaba de mirarlo ? Ella tendió los dedos hacia su rostro y Erik se echó hacia atrás, suspicaz.
 - Tienes... es que... - Inés estaba nerviosa. Podía verlo - Es que estás manchado de chocolate - dijo de manera casi inaudible.
   Él esbozó una sonrisa traviesa, pero entonces ella deslizó la yema del pulgar sobre su labio inferior y la sonrisa se le congeló. Su dedo le rozó la comisura de la boca, y dejó de masticar. Tragó de golpe, reprimiendo el impulso de llevarse ese dedo a la boca y chuparlo."

" Con chocolate, el mundo siempre es un lugar mejor." 

Si os interesa el libro lo tenéis disponible en Amazon 
Si queréis saber más sobre Mimmi Kass os dejo el enlace a su  web
   
    Lo mio no son las reseñas, así que espero haberlo hecho bien !

    Un saludo para todos. Pronto, nueva receta dulce !

    Bicos.

    Gaby.

viernes, 3 de febrero de 2017

STICKY TOFFEE PUDDING


    Hoy, 3 de Febrero de 2017, es mi 46 cumpleaños.

    Si, 46 años. Ya estoy más cerca de los 50 que de los 40, ainsssss. Pero me siento bien, estoy feliz de cumplir años y me encantan las celebraciones. Así que : Bienvenidos 46, tratadme bien !

    Y como no podía ser de otra manera, hoy el postre lo pongo yo. Os invito a un trozo de Sticky Toffee Pudding, o lo que es lo mismo, bizcocho pegajoso de toffee. Un dulce típico inglés, bastante dulce, muy pegajoso, y con mucho toffee, vamos, una delicia ! Porque a mí el toffee no es que me guste, es que me encanta ! Ummmmmm...

     La receta es una versión de la de Jamie Oliver del libro "Comfort Food. Cocina de siempre para disfrutar y compartir". Yo cambié un par de cosillas y reduje cantidades. Decidí hacerlo más pequeño porque me conozco, y estoy segura de que seré yo la que coma más cantidad de pudding. Así que mejor evitar empachos y más lorzas en la caderas. Que cumplir años mola, si, pero quitar los kilos de más a estas edades cuesta la vida misma !

INGREDIENTES:

Bizcocho

- 2 bolsitas de té negro ( el clásico de siempre )
- 160 ml. de agua hirviendo para hacer el té
- 225 grs. de dátiles Medjool sin hueso ( si no los encuentras puedes usar ciruelas pasas )
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- 85 grs. de mantequilla en punto pomada
- 170 grs. de azúcar moscovado ( puede ser moreno, o de coco )
- 2 huevos L
- 175 grs. de harina
- 1/2 cucharadita de levadura en polvo
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1/4 cucharadita de sal
- Sal Maldon para decorar

Salsa Toffee

- 125 grs. de mantequilla
- 125 grs. de azúcar moscovado
- 25 ml. de ron añejo
- 150 ml. de nata liquida a temperatura ambiente

PREPARACIÓN:

Bizcocho

- Preparamos el té, dejando reposar las bolsitas en el agua hirviendo unos 4 minutos.
- Mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal, y tamizamos.
- Ponemos en el vaso de la batidora los dátiles, la canela, la nuez moscada y el té, y dejamos reposar 10 minutos. Trituramos todo con la batidora hasta formar un puré.
- Batimos bien la mantequilla con el azúcar, hasta obtener una crema.
- Añadimos los huevos de uno en uno.
- Incorporamos la harina y mezclamos.
- Añadimos el puré de dátiles  y mezclamos.
- Volcamos la mezcla en un molde engrasado y horneamos a 180ºC unos 35 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga seco.

Salsa Toffee

Tiene que estar lista y caliente en cuanto salga el bizcocho del horno.

- Calentamos la mantequilla en un cazo al fuego.
- Cuando esté casi derretida añadimos el azúcar y removemos bien hasta que se disuelva.
- Apartamos del fuego y añadimos el ron y la nata.
- Volvemos a poner el cazo al fuego y llevamos a ebullición, bajamos la temperatura y dejamos que se haga a fuego lento unos 5 minutos.
- Apartamos del fuego.

PUDDING:

- Sacamos el bizcocho del horno, lo pinchamos en varios sitios con una brocheta, y vertemos unas cuantas cucharadas de la salsa de toffee por encima, más o menos 1/3 del total.
- Espolvoreamos por encima unas escamas de sal Maldon.

    Y listo, ahora toca soplar la vela, pedir un deseo, e invitaros a un trocito de este dulce inglés. Espero que os guste.
    ¡ Un beso grande a todos !

    Gaby, la cumpleañera 😉