jueves, 9 de junio de 2016

MERMELADA DE PEPINO Y HIERBABUENA

    Es tiempo de mermeladas caseras.

    Cuando se acerca el verano las fruterías se llenan de color, de sabor, de frutas y verduras deliciosas y frescas. Es una maravilla.

    Yo me vuelvo loca y empiezo a preparar mermelada como si no hubiera un mañana. De albaricoque, de ciruela, de melocotón, de piña, de cerezas... que ricas están todas !

    Así que tocaba publicar una receta de mermelada de temporada, pero esta vez con un ingrediente en el que nunca pensaríamos para una preparación dulce: el pepino.

    Ya sé que pensareis que esto es como diría Papuchi,"raro, raro, raaroooo", pero es que quiero haceros ver que las mermeladas admiten un montón de posibilidades y mezclas sorprendentes, que harán que nunca nos aburramos de ellas. Y además, de mermeladas clásicas ya hay un montón de recetas, y si sabes hacer una de melocotón, sabrás hacerla perfectamente de cualquier otra fruta de hueso. Así que toca innovar y darle una vuelta al mundo mermeladero. Vamos... os atrevéis ?
    Los pepinos son plantas de la familia de las cucurbitáceas, al igual que los melones, los calabacines o las calabazas. Son originarios de la India, donde se cultivan desde hace más de 3000 años. Se utiliza sobre todo en crudo, para ensaladas y gazpacho, y en el norte de Europa lo toman en sopas o encurtido.
    La hierbabuena es una hierba aromática de la familia de la menta. Tiene un perfurme intenso y fresco. Es ideal para infusiones... y mojitos ! Y desde ahora para aromatizar mermeladas como la que os traigo hoy.
INGREDIENTES:

- 1 kg de pepinos pelados
- 650 grs. de azúcar
- Un limón
- 5 o 6 hojas de hierbabuena

PREPARACIÓN:

Os aconsejo echar un ojo a esta entrada: COMO HACER MERMELADA CASERA , dónde os explico todos los trucos para hacer una mermelada perfecta.

- Ponemos en una olla el pepino en trocitos, el azúcar, el zumo y parte de la pulpa del limón que queda en el exprimidor, y las hojas de hierbabuena lavadas. Removemos, tapamos y dejamos reposar mínimo una hora.
- De vez en cuando removemos para que se disuelva bien el azúcar.
- Ponemos la olla a cocer a fuego fuerte, removiendo a menudo.
- Cuando hierva bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- A los 20 minutos apartamos la olla del fuego y le pasamos la batidora.
- Seguimos cociendo y después de unos 5 o 10 minutos hacemos la prueba del surco o del plato, y vemos como va.
- Cuando esté lista..... envasamos !
     Os aseguro que es una mermelada diferente, rica y muy fresca. Perfecta para darle un toque diferente a vuestras tostadas, o para acompañar un buen surtido de quesos.
    Y se me ocurre que como parte de una vinagreta para las ensaladas también puede ser la bomba... ummmm.... tengo que probar esto !
    Espero que os guste mi propuesta y os animo a probar mermeladas diferentes. Os aseguro que no os van a dejar indiferentes.

    Hasta la semana que viene.

    Bicos.

    Gaby.

4 comentarios:

  1. Ay ay ay esto va a caer seguro, me acabo de enamorar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro de que te haya gustado.
      Ya me contarás que te parece.
      Un beso grande !

      Eliminar
  2. ¡Pineado queda! De momento, porque seguro que cae, además tengo que empezar a dar salida a la hierbabuena que tengo en el jardín ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial ! Si la haces espero que te guste.
      Y encima con hierbabuena casera, mmmmm.
      Besotes Carolina.

      Eliminar

¡ Deja el tuyo, me encanta leerlos !
Y si tienes alguna duda o pregunta, deja tu nombre y tu correo para poder responderte.
¡ Muchísimas gracias !