domingo, 4 de marzo de 2018

YOGUR DE CAPUCHINO AL CARAMELO



    Hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí, y ya iba siendo hora.

    Hoy es 4 de Marzo, así que hace exactamente tres meses que empecé a trabajar. Tres meses que se me han pasado volando, tres meses en los que me ha cambiado mucho la vida. Tengo horario comercial, así que el tiempo libre que me queda lo tengo que aprovechar al máximo, y repartirlo entre la familia, las tareas de casa, un ratito para los amigos, las clases de yoga, leer... Y me doy cuenta de que las redes sociales y el blog han pasado a las últimas filas de la lista. 

    Estoy haciendo pocos dulces, pero la yogurtera sigue trabajando duro todas las semanas. Los que más hago son los naturales, porque nos gusta mucho tomarlos con miel, y a mi hija le encantan para hacer batidos de fruta. Pero de vez en cuando hago alguna tanda de sabores, como estos que os traigo hoy.

    Hace algún tiempo compré un bote de café soluble sabor "Cappuccino Caramelo", porque me habían dicho que estaba muy rico. Y es verdad que no está mal, pero como en casa casi no tomamos café, pues el bote se fue quedando al fondo de la despensa. Hasta que un día decidí que tenía que darle salida antes de que caducase. Y se me ocurrió hacer yogures con él. Porque café casi no tomamos, pero los yogures vuelan !
INGREDIENTES:

- 1 litro de leche fresca entera ( yo uso Leyma, Deleitar o Kalekoi. Las compro en el Gadis y están en nevera )
- 1 yogur natural
- 6 cucharadas de café soluble sabor capuchino al caramelo
- 2 cucharadas de panela ( puede ser azúcar moreno o blanco )

PREPARACIÓN:

- Ponemos en un cazo al fuego la leche, el café y el azúcar. Lo calentamos hasta que se disuelva el café y el azúcar, removiendo de vez en cuando. No hace falta que hierva.
- Lo apartamos del fuego y esperamos a que se temple.
- Cuando esté a temperatura ambiente colamos la leche y la mezclamos con el yogur.
- Repartimos la mezcla en los vasitos y a la yogurtera 10 horas.
- Sacamos los vasitos de la yogurtera y dejamos que reposen en la nevera por lo menos 4 horas.

    Podéis usar cualquier otro café soluble que os guste, ya sabéis que los hay de varios sabores. O simplemente el café soluble de siempre, normal o descafeinado.

    Espero que os haya gustado, y si los hacéis ya me contareis que tal os han quedado.

    Un beso grande para todos.

    Gaby. 
 

1 comentario:

  1. Hola, nueva seguidora; felicitaciones por blogs y reseñas; este es el último publicado por mí:https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/03/www-wednesday-31.html

    Si quieres, te espero como lector/lectora permanente/a

    ResponderEliminar

¡ Deja el tuyo, me encanta leerlos !
Y si tienes alguna duda o pregunta, deja tu nombre y tu correo para poder responderte.
¡ Muchísimas gracias !