martes, 9 de mayo de 2017

MERMELADA DE SANDÍA Y VAINILLA


    Hola, me llamo Gabriela, y soy adicta a las mermeladas.

    Me gusta hacerlas todo el año, pero en primavera, cuando las fruterías se llenan de color y variedad, sólo pienso en mermeladear todo lo que veo. Y hoy vi una sandía que me miraba con ojitos dulces, y no me pude resistir.

    Como ya sabéis, me gustan las mezclas, y pensé que a la sandía le quedaría bien la vainilla. No me equivoqué. De todas maneras, si no os gusta la vainilla, o no os apetece la combinación, no pasa nada, la hacéis solo de sandía y os quedará igualmente deliciosa.
INGREDIENTES:

- 800 grs de sandía ( sin piel ni pepitas )
- 450 grs de azúcar
- 1 limón bien pelado y sin pepitas
- 1 vaina de vainilla

PREPARACIÓN:

- Batimos la sandía, el azúcar y el limón.
- Abrimos la vaina de vainilla y raspamos las semillas.
- Ponemos en una olla al fuego el batido, las semillas de vainilla, y la vaina .
- Cocemos primero a fuego fuerte hasta que hierva, después bajamos el fuego y vamos desespumando.
- Removemos de vez en cuando.
- Os parecerá que algo tan liquido no espesará nunca, y que tendrá poco color... paciencia !
- A los 25-30 minutos hacemos la prueba del surco o del plato, y vemos como va.
    ( Ver todos los trucos para una buena mermelada casera AQUÍ )
- Sacamos la vaina de vainilla.
    ( Yo la limpio con agua fría, la seco, y la aprovecho para hacer azúcar vainillada o esencia )
- Cuando la mermelada esté lista..... envasamos !

    Venga, a mermeladear !

    Un beso grande.

    Gaby.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ Deja el tuyo, me encanta leerlos !
Y si tienes alguna duda o pregunta, deja tu nombre y tu correo para poder responderte.
¡ Muchísimas gracias !